Sweet melodías. Melo-día #2. Panqueques de lluvia.

sweet melodias copie

Hoy, subimos a las nubes, las nubes ligeras de harina y las nubes que provocan la lluvia. Las nubes « de algodón », las mas clásicas, pero también las de cerveza, de ron y de azúcar. Es muy importante aclarar algo antes de empezar este relato: un panqueque, no es un « crep ». Una « crêpe », como se llama en Francia, es una nube, algo liviano, suspendido en el aire, en esta porción de superficie sin masa, entre dos momentos clave: cuando se eleva del plato y recorre la estratosfera alimenticia para aterrizar en el segundo momento, su boca satisfecha. El panqueque es un terremoto, es corteza del planeta. Tiembla la tierra, vibran los utensilios de la pesadez, del grueso de la masa, de la cantidad de miel de maple que se le agrega, como si fuera lava dulce saliendo de la erupción de sabor.

Pues nada, ¡vamos a hacer creps! Vamos a necesitar cinco huevos, 500g de harina, 1 litro de leche, 3 cucharadas de aceite (de girasol por ejemplo), y medio vaso de cerveza (¡ya saben qué hacer con la otra mitad!)

En un bol-hemisferio, vamos a verter la mitad de la harina (con una pizquita de sal de la vida), agregar los huevos, uno por uno, luego un poco de leche, y después un poco de harina, leche nuevamente y así hasta que se terminen los ingredientes, y sin olvidarse de revolver antes de cada incorporación para evitar los grumos! Ya tienen un casi-mundo, rellenaron parte de su mundo-bol, están a punto de crear su universo. Finalmente, agregar el aceite y la cerveza. Como en la receta anterior, dejen descansar una hora, y ¡listo! La masa espera la cocción.

Para cocinar, lo mejor es la « crêpière », o « sartén para cocinar crêpes ». Hay que calentarla fuerte, y es mejor usar mantequilla, y siempre volver a untar un poco más antes de cocinar cada crep. El resultado depende mucho de este parámetro, y por supuesto de la habilidad de cada uno. ¿Serán buenos malabaristas de pseudo-panqueques?

Por supuesto, existen alternativas. La cerveza es mas adecuada para creps salados, el ron (y añadiendo azúcar) para los dulces. Pueden también sustituir la harina por algo de fécula de maíz, harina de algarroba, arroz… Pero es distinto.

El crep es un plato muy tradicional de Bretaña (Bretagne en el idioma de Molière). La receta que les pasé es muy simple, en realidad existen tantas como hay personas haciéndolas, es un verdadero mundo en el cual incursionar es sinónimo de « ganar masa corporal ». Es una región que no conozco, me quedan pendientes su gente, sus acantilados-cuchillos, su oleaje-tormenta y… su lluvia, característica nombrada entre todos los franceses como las mas representativa de Bretaña.

Pues hablando de lluvia, para mí, va la canción por excelencia, originalmente de Jorge Ben, y aquí cantada por Miriam Makeba, un icono musical, activista política de nacionalidad diversas. Sucesivamente sudafricana, guineana, argelina o francesa, « Mama Afrika », como suele ser apodada, conmueve por el poder de su voz. Los abrazo bajo las gotas y no escribo más, seria estropear lo que viene. ¡Adiós!

Miriam Makeba – Chove Chuva

Jorge Ben Jor – Chove Chuva

Publicités

2 réflexions sur “Sweet melodías. Melo-día #2. Panqueques de lluvia.

  1. binhasalgada dit :

    No sé con cuál de las dos versiones quedarme 🙂 Con lo que me quedo seguro es con la receta de la crepe, nunca había visto lo de echarle cerveza.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s