Sweet melodías. Melo-día #12. Sobre garbanzos y raíces.

sweet melodias copie

– ¿Qué tienen en común los garbanzos y las raíces? ¿Lo sienten? ¿O lo huelen?

– Respuesta: la tierra, o mejor dicho, el humus, aunque se escriba de dos maneras distintas.

El hummus, esa pastita de garbanzos riquísima que puede acompañar un rico pan casero o unas verduritas frescas. Y el humus, de donde salimos, nuestras raíces, nuestra identidad, adonde volverán nuestros cuerpos cuando dejen de funcionar. Hoy mezclo los dos. A ver a qué sabe.

Pueden decidir usar garbanzos de lata o secos (la cantidad sera 400g, teniendo como referencia la lata). Los secos requerirán permanecer unas 12 horas en remojo, un enjuague y luego unas 4 horas en agua renovada. Ahora sí, empecemos. Enjuagar bien los garbanzos de lata, los otros ya están listos. En el vaso de la batidora, colocar un puñadito de garbanzos con un chorro de aceite de oliva, unos dientes de ajo (pongo mínimo dos, por supuesto que es a gusto!), sal y pimienta a gusto también, una pizca de comino, y procesar. Añadir el resto de los garbanzos, dos cucharadas de aceite de oliva, dos de agua, una cucharadita mas de comino, y dos o tres cucharadas de tahina, también llamado tahini, o tahin. ¿Pero qué es? Es una crema de sésamo, hecha con las semillas de aquella flor, y sirve también para el Baba Ganush (suena familiar, no?), el shawarma o también los falafel.

Bien, ahora procesar todo hasta llegar a una pasta cremosa, estilo guacamole. Pueden agregar mas aceite o agua según la consistencia requerida, y mas comino si les parece (yo pongo muuucho también). Finalmente, disponer en un bol, y con o sin decoración posterior (con un chorro de aceite, pimentón y perejil), bon appétit! Lo pueden disfrutar con uno de los ricos panes de Binha, o también con zanahorias, coliflores y pepinos crudos.

http://agirsante.typepad.fr/.a/6a00e55030512688340133f3e21a26970b-pi    https://i2.wp.com/s3.amazonaws.com/mumumio-production/medias/22979/original.jpg– Pero… ¿y la música?

– Ah, ¡me olvidé!

Música de raíces, raíces musicales. Sonrisas-lianas, ojos-granos de arena, piel arrugada por el esfuerzo, corroída por el sudor, quemada por el sol. Destinos sueltos y viajes inacabados. Lágrimas azules, como el Mediterráneo. Maldito y bendito mar, dueño de miles, cientos de miles de almas verdes, almas blancas, esperanzadas y escondidas. Dejo primero una canción de la Orquesta Nacional de Barbès, franco-marroqui. El estribillo dice así:

Te he meditado, maldecido y amado… Mediterráneo
Te he meditado, maldecido y amado… mar de mis antepasados
Te he meditado, maldecido y amado… Mediterráneo
Te he meditado, maldecido y amado… mi terreno de verano

Orchestre National de Barbès (ONB) – Méditerranée

Y para terminar, dejo un « Raï ». El raï es una corriente musical argelina, y surgió a principios del siglo XX en Orán, donde nacieron mis padres. La palabra en si quiere decir opinión, y también cuando uno « hace su raï », es que se pone caprichoso, y como dicen en Argentina, hace « que se le cantan los huevos ». Lo interpretan tres famosos del rai franco-argelino, Cheb Khaled, Rachid Taha y Faudel:

1 2 3 soleils – Abdelkader

 

Yo que no soy de echar raíces, necesitaba hablar de ellas en algún momento, ¿no? Y les quería recordar que todavía pueden comprar las postales de Willy y Maga! Ahora sí, ¡bon appétit y buena escucha!

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s