Hip hop + Lyon + ciel = …

Voilà un lien super rapide à partager pour voir Lyon depuis le ciel, filmée par un drone, sur une excellente musique et en s’émerveillant du hip hop de la compagnie Pockémon Crew. Hip hop, musique classique, modernité et tradition de la ville à travers le quartier de la Confluence et le vieux Lyon  : un beau mélange comme  je les aime. Plus d’infos sur le site du Crew mais je cite:

« Ce projet est aussi un véritable témoignage de l’évolution de la danse hip hop aux yeux des institutions. C’est un symbole fort, qui prouve que richesse culturelle et artistique, d’horizons différents, peuvent cohabiter, collaborer, et donner vie à ce projet à l’esthétique très développée. »

Le hip hop lyonnais vu du ciel

Ahí voy con una nota rápida, a compartir, para ver mi ciudad natal Lyon desde el cielo, filmada por un drone, con una banda de sonido excelente y mirando magia de la compañía de baile hip hop Pockemon Crew. Hip hop, música clásica, modernidad y tradición de la ciudad a través de su barrio Confluence y el « viejo Lyon »  : una hermosa mezcla, como me gusta. Cito desde la pagina web del Crew:

« Este proyecto es un verdadero testimonio de la evolución de la mirada que las instituciones públicas tienen sobre la danza hip hop. Es un símbolo fuerte, que demuestra que riquezas cultural y artística, de distintos horizontes, pueden coexistir, cooperar y dar vida a este proyecto estéticamente agradable. »

El hip hop de Lyon visto desde el cielo

Publicités

La nuit de la tarantula

C’est bien connu, la danse apaise tous les maux. « À la nuit tombée, lorsque les premières notes de tambourins et d’accordéons diatoniques se font entendre, la foule, toutes générations confondues, se retrouve sur les places, dans les ruelles ou dans les maisons pour participer aux réjouissances, pour une gigantesque fête de famille. » Je cite un article du Monde, pour présenter un album hallucinant: le dernier disque du pianiste italien Ludovico Enaudi.
Es sabido por muchos, bailar cura las heridas. Cuando cae la noche, cuando las primeras notas de tambores y acordeones diatónicos se hacen escuchar, la muchedumbre, mezclando todas sus generaciones, se junta en las plazas, en los callejones o en las casas para lo que es una gigantesca fiesta en familia. Esta es mi introducción a la presentación del nuevo disco del pianista Ludovico Einaudi.
https://i1.wp.com/www.exystence.net/wp-content/uploads/2015/05/Ludovico-Einaudi.jpg
Taranta Project, c’est la musique de la nuit de la tarantule, rituel « censé guérir les personnes, des femmes pour la plupart, qui avaient été piquées par la tarentule ou lycosa tarantula, une araignée très répandue dans la région. Les victimes – les tarantate – étaient alors frappées d’hystérie, secouées de convulsions ou, au contraire, plongées dans une profonde léthargie. Pour se libérer de l’emprise de l’araignée qui vivait en elle, la tarantata n’avait d’autre choix que de danser jusqu’à épuisement sur le rythme effréné de la pizzica exécutée par des chanteurs à la voix nasillarde et haut perchée et des joueurs de tambourins, de violons et d’accordéons diatoniques. »
Taranta Project es la música de la Notte della Taranta, en Italia. Cuando a uno le picaba una tarántula en las regiones italianas del sur se improvisaba un baile frenético en medio del pueblo para que las victimas bailaran locamente al son de los tambores, tras horas y horas bailando caían extenuadas y así evitaban que el veneno se propagara por su cuerpo. Esta es la leyenda de cómo nació la tarantela y durante esta misma semana empieza el Festival della Taranta en Salento.
Lorsque Einaudi prit les commandes du festival, il invita plusieurs artistes, comme le guitariste gambien Juldeh Camara, ou le joueur de kora Ballaké Sissoko, en plus de musiciens turques, italiens, grecs, etc. Je vous invite à partager cette transe le temps d’un instant, à une hypnose italo-afro-greco-turque, métissage parfait.
Cuando Einaudi asumió como director del festival, invitó a musicos de otros países, como el guitarrista de Gambia Juldeh Camara o el maestro de la kora Ballaké Sissoko, ademas de músicos turcos, italianos, griegos, etc. Hoy los invito a compartir este trance por un momento, a una hipnosis italo-afro-greco-turca, a un mestizaje perfecto y hermoso.
Ludovico Einaudi – Taranta Project

Colombia, tierra viva.

Me zambullo en una sonrisa amable. Dientes blanco, cara trigueña. Sigo los olores: cilantro, limón, mango. Camino por las calles y no me doy cuenta que estoy bailando; salen de las bocacalles faldas y vestidos coloridos, mujeres y hombres gritando, alegres, juguetones. La invitación es espontánea, las herramientas son pocas, la música es mucha.

El porro alegre, de la tierra como los aguacates, el que sumó a las trompetas, a los clarinetes, el tambor anclado en las raíces de los campesinos. El mapalé, danza de la labor de pescadores, hecha frenética. Danza de arroz y pescados, arroz y coco, arroz de negros. La cumbia, reina absoluta. Evocadora de todos los sabores. El ritmo que tiene gusto y embriaga como el ron, que grita más fuerte su nombre. El ritmo de la comunión y de la magia colectiva, el que hace girar a todos al unísono, aunque sea en sentidos distintos. ¿Y el currulao? Danza tan voluptuosa como suena su nombre. Las caderas siguen el deletreo del currrrulllao, los movimientos a su vez suaves como una caricia de pañuelo y vigoroso como un impacto de pie descalzo en el suelo.

Nombres de danzas y músicas tan deliciosos como el lulo, el níspero o la guanábana. ¿Será eso, el sabor? Moverse sin pensar, girar y girar, mezclando miembros con frutas. Piernas-guayabas, hombros-pitahayas, caderas ácidas como la maracuyá. El calor del contacto con el suelo, los pies descalzos, se confunde con el fuego del sol, y el ardor al tragar un canelazo sabroso. Ya no existen el tiempo, el espacio o las circunstancias. Todos comparten, todos sacan sabiduría y sabor de las raíces, y devuelven a la tierra viva energía en forma de alegría. ¿“Quiubo parce”? se escucha cerca. De repente, me despierta un grito: ¡Weeeeepaaaaa! Otra vez, soñé lo mismo: que volvía a Colombia.

Estas palabras nacieron para comentarles acerca de un grupo que se dedica a preservar y difundir el folclore colombiano en Buenos Aires. Se llama Colombia Tierra Viva. Cada vez que voy y que los puedo ver, es una alegría compartir con ellos, ¡desde una charla a una verdadera parranda!

Los invito a pasar, dejar comentarios ¡y por supuesto seguirlos e ir a verlos!

Facebook

Google+

11051941_1572938806313534_8162519577383182150_o

Zaz’uffit! Abracadabra.

Comment qu’on dit Abracadabra en anglais? Hocus Pocus. Voilà, vous l’avez. Le sujet d’aujourd’hui n’a pas grand-chose à voir avec la magie, mais plutôt avec le contexte politique actuel français. Après les mobilisations de janvier, il faut croire que Charlie a disparu. Je ne suis pas Charlie, comme je le revendique ici, et je suis toujours là. Et j’avais envie de partager le morceau « Quitte à t’aimer » du groupe de hip hop nantais, qui parle pour lui tout seul (et aussi pour moi). Abstention, vote sanction, peur, bla bla bla… C’est toujours pareil. Quand je suis rentré en France l’an dernier, un fromager de Lyon me répondait, lorsque je lui demandais des « news » du pays: « Oh ben vous savez, la France c’est comme une vieille dame qu’a peur du changement, rien de nouveau par ici ». 

Esta vez, el contexto político francés (elecciones departamentales) nos lleva al grupo de hip hop Hocus Pocus, con un tema acerca de las contradicciones de Francia. Ya olvidamos el caso de Charlie Hebdo (aquí expreso mi punto de vista), la unión en el país y todo lo bonito. Puede ser por culpa de la abstención, de la voluntad del pueblo de castigar al gobierno actual, o yo qué sé. Siempre es lo mismo, y ponemos en peligro nuestra sociedad, que ya es bastante frágil. El año pasado, cuando fui a visitar a mi familia, pregunté en una quesería por novedades del país, y el vendedor me contestó: « Sabes, Francia es como una señora mayor que le teme al cambio, no hay muchas novedades por aquí. » Sigamos con la música para compensar la amargura, con la voz de Cesaria Évora y la flauta de Magic Malik.

Hocus Pocus – Quitte à t’aimer (A riesgo de amarte)

Estribillo

Pequeño país, te quiero mucho
Pequeño pequeño, lo quiero mucho (x2)

Pequeño país te quería decir
Te hablo como amigo ya que nos conocemos desde hace mucho
Te aprecio pero déjame decirte
Que a veces te excedes y aun peor
Tienes que hacerte cargo de 60 millones de niños
Angelitos, diablitos
Es mucha gente que viene a cenar
Entiendo que a veces te vuelvas loco
Pequeño país, todos dicen que abusas
Cuando los dejas dormir fuera aunque sean tus nenes
Corren los rumores bajo los puentes y sobre las veredas
Llevan tu nombre pero no los quieres ver
Tu historia dura mucho más que una vida
Ya no cuentas los errores que quisieras olvidar
Entonces muy a menudo, simulas amnesia
Y yo como mis hermanos, sigo amándote

(Estribillo)

Pequeño país, me viste crecer
En 28 años, tú no has cambiado mucho
Tienes mas o menos las mismas ideas
Los mismos defectos escondidos bajo la misma bandera
Mira, encontré viejos negativos
Se ve el puerto de Nantes en color sepia
No te reconozco, quienes son los encadenados
Al verso, esta lista, ¿qué es?
Pequeño país, por qué en tu diario intimo
Arrancaste paginas y borraste palabras?
Por qué, mano en el corazón, este extraño canto
Que una sangre impura abreve nuestros surcos?
Con tu lengua materna y la de tus ancestros
Tus hijos no respetan nada
Te hablan y palideces
Cuando te dicen « me regustas » en vez de « te quiero »

(Estribillo)

Pequeño país tu carácter es fuerte
Sabes decir « no » y no te pueden engañar
Tienes valores, una cultura mestizada y tal vez
Mañana comas mas condimentado
Luego de un rato, uno se cansa
Difícil de compartir la rutina
Pues, tú, cada 5 años
Te encuentras una pareja nueva
A veces, te emborrachas
Y te despiertas en la cama con un tuerto
Lo echas pero como eres adicto
Bebes demasiado y te engaña un estafador
Pequeño país no lo tomes a mal
Sabes que en el fondo te aprecio
Pero te tenia que decir tus cuatro verdades
Por favor dime que también tú me quieres…

 

 

 

 

Veo Veo. Cuando la necedad es necesidad.

Este año, he llegado a pensar que soy mala persona. Siempre me pareció ser bueno, o tratar de serlo. Ayudar, sonreír, tener o encontrar palabras de aliento, de consuelo. Sin embargo he tenido malos pensamientos. Todo empezó a raíz del baile. Hace un tiempito que tomo clases de salsa, y cada vez mas llego a pensar « ¿cuando dejaremos de bailar con el espejo? ». Por eso hoy, veo veo un lugar, un momento donde se danzará con el corazón (o el alma, o los pies, o la esencia de cada uno). Donde no regirán mucho la técnica, los trucos, donde no se ocultarán los dos elementos que tenemos que considerar: la música, y la pareja de baile. Donde nos podremos liberar a través del baile, sin vaciarnos de la bronca llenándola con ego. Donde la estética no será tan importante que se habrá impuesto como imprescindible.

He dejado de expresar estos pensamientos, para no ser catalogado como malo. Tengo amigos y conocidos que viven del baile, y que por supuesto apuntan a ser artistas reconocidos, que es un sueño maravilloso. Pero en el océano de las figuras, las tormentas de los pasos, trucos y huracanes de giros, naufragué con mi pequeña barcaza: sigo esperando que cerremos los ojos, que nos abracemos y sigamos la cadencia. ¿Seré malo por no aherir a la norma?

De la misma forma que no quiero ser bailarín, sino bailador, no tengo intención de ser escritor, sino escribidor. Y tampoco deseo ser futbolista, solo me interesa patear la pelota. Por estas razones (y un montón mas) llegué a pensar que era malo. Pero Silvio Rodríguez me indicó cual era la palabra adecuada, en el momento adecuado. Es sinónima de idiota, tonto, imprudente, ignorante… Las letras de Rodríguez hablan mejor que el diccionario:

Silvio Rodríguez – El necio

Para no hacer de mi ícono pedazos,
para salvarme entre únicos e impares,
para cederme un lugar en su parnaso,
para darme un rinconcito en sus altares.
Me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
mi vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda.

yo no se lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
allá dios, que será divino.
yo me muero como viví,
yo me muero como viví.

 En realidad, me llegaron sus palabras primero por la banda Elemí, de Buenos Aires. Porque los tambores me llaman más que la guitarra.

 Elemí – El necio

 caminando

Así mezclé un veo veo atrasadísimo (julio o junio) donde había que inspirarse de una imagen (ver mas arriba) con el veo veo « balance » de diciembre. ¡Hasta el 2015!

¿Qué es el veo, veo?
Es un juego que jugamos muchas veces cuando éramos chiquitos. Y ahora queremos seguir jugándolo. Es una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos  la oportunidad de hacerlo, conocer otros viajeros que andan dando vueltas por el mundo. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

Si quieres  participar del desafío puedes enterarte un poco mas aquí.

Pueden leer más Veo Veo en los siguientes links:
Caminando por el globo, Rumbeando por ahí, Entre Lugas, Paper-Versos, Sweet Virginia, Facundo en el mundo, The irish luck, Titin round the world, Caminomundos, LatinAmericando, Mi vida en una mochila , Cruzar la puerta, Dale viaja, Las mil y una millas, The indie trendy, Con los pies por la tierra, Mi vida un libro

Cuando hierven las células / Quand les cellules se mettent à bouillir.

Hervir células? Si, hoy tengo una « receta para caldo de raíces »: primero, tiene que estar confundido. Aturdido. Pero como casi treinta años de ruido, de entrada y salida de mensajes, de ideas, conceptos, de creencias. Entonces ponga todo esto con sus vergüenzas, sus amores, desamores, sus remordimientos, sus contradicciones en un recipiente. Deje macerar lentamente, agregando cada tanto dudas, preguntas, sonrisas, lágrimas. Cierre el recipiente a presión: presión de la sociedad, de la familia, del entorno. Y por fin, entierre el recipiente y aléjese, mucho tiempo. La olla reaccionará sola, a una frecuencia bien especifica. Las vibraciones de los cueros retumbaran en su pecho como agitaran la olla. Las notas calentaran la mescolanza y finalmente, saltara la tapa de tanto hervor contenido. Ya está: usted sabe quien es en realidad, y descubrió la música que lo/la hace entrar en resonancia.

Qu’est-ce qu’il mijote encore, celui-là? Faire bouillir des cellules? Ouaip, aujourd’hui, je vais vous donner la recette du ragoût de racines: d’abord, vous devez être perdu, bien paumé. Abasourdi. Mais bien comme il faut, comme sous l’effet de trente ans de bruit, de messages qui arrivent et partent sans arrêt du cerveau, d’idées, de concepts, de croyances aussi. Amassez tout ça, puis dans un récipient, ajouter vos hontes, vos amours et désamours, vos regrets et remords, vos contradictions. Laissez macérer lentement, en ajoutant de temps en temps doutes, questions sans réponse, sourires et larmes. Fermez le récipient à pression: pression de la société, de vos proches, de tous types d’entourages. Puis fermez bien le tout et enterrez le réceptacle, et filez, longtemps. Vous verrez, le récipient réagira tout seul, à une certaine fréquence. Les vibrations vous retentissent en pleine poitrine et agiteront la casserole. Les notes chaufferont le tout jusqu’à presque le carboniser, et finalement, le mélange fera sauter le couvercle. Et voilà, vous savez qui vous êtes, vous avez découvert la musique qui vous correspond.

Creo que no hay ninguna que me hace sentir yo, como el afrobeat (ni siquiera el hip hop), por la mezcla que somos, ambos. En la memoria de los genes están los tambores, me lo transmitió Seun Kuti, en un hermoso concierto hace unos meses.

Avec les années, il n’y a aucun autre style (pas même le hip hop) qui me fait sentir autant moi-même que l’afrobeat. Ça doit être parce qu’on est tous les deux un sacré mélange. Dans ma mémoire cellulaire, il y a des tambours, des darbouka, des cuirs, des cuivres. C’est Seun Kuti qui me l’a dit, lors d’un concert.

DSC00588 retouche bis

Seun Kuti – Black Woman

Seun Kuti – Rise

 Orlando Julius – Be Counted

SineSpectaculaire (2)

Cet été, j’ai eu la chance de rentrer « au pays » un peu, voir quelques amis, voir ma famille, voyager avec mes sœurs, et puis je me suis pris un peu de temps en solo (j’avoue, c’est mal) pour aller à un festival de musiques du monde, à Sines, au Portugal. Ça a été l’occasion de voir en direct des artistes que j’aime énormément, des légendes, de belles découvertes aussi. Voici un top non pas 3, ni 5, ou même 10, un top irrégulier et sans ordre d’importance (en gros, c’est pas un top, quoi):

En el verano europeo, el invierno argentino, tuve la suerte y la oportunidad de volver « a casa », a Europa un momento. Vi a unos amigos, a mi familia, viajé con mis hermanas, y también, me tomé unos días para estar y viajar solo, a un festival de músicas de mundo, en Sines, Portugal. Fue un momento mágico para mi, me dio la posibilidad de escuchar en vivo artistas que conocía, que admiraba, cuyo trabajo valoro mucho, y también pude descubrir grupos y artistas increíbles. Va una selección de algunos, sin orden de preferencia:

Mulatu Astatke

Le pape de l’éthiojazz, comme l’appellent les journalistes. La légende Mulatu, encore une fois le mélange, le jazz et la musique traditionnelle, ces sons qui sortent des entrailles de la terre et qui transportent à Addis Abeba, la nouvelle fleur en amharique.

Este señor es un grande, una leyenda. El inventor del « etiojazz », según le dicen los periodistas musicales. Una vez mas, se trata de una sabrosa mezcla de géneros: las tradiciones etíopes, el swing del jazz, el toque de locura e improvisación, el algodón del vibrafono para las orejas. De las entrañas de la tierra sale el viaje que nos lleva a Addis Abeba, la nueva flor en amarico.

14735102504_76142f516a_b

14714462566_7715ce1797_b

Fatoumata Diawara & Roberto Fonseca

Grosse gifle avec cette « rencontre transatlantique »: le Mali de Fatou et la belle Cuba de Roberto pour ce qui fut peut-être mon concert préféré du festival. Fonseca est bien plus qu’un virtuose du jazz, il a cette cadence cubaine et son dernier album, en plus de la collaboration avec Fatoumata Diawara, prouve que les racines africaines, il ne les a pas laissées de côtés. Et que dire d’elle, de sa voix qui transporte, et qui réclame, proteste, console et remonte le moral. Une voix jeune pour un combat nouveau, celui de la conscience et de la solidarité. Grandiose !

Esta dupla fue tal vez mi recital preferido durante el festival. El encuentro transatlántico me pegó fuerte: entre el Mali de Fatou y la bella isla de Cuba, el aire exploto de emociones. Fonseca es mucho mas que un genio del jazz, tiene el swing cubano y las raíces africanas bien presentes. ¿Y que decir de la voz de Diawara? Este timbre que transporta, que protesta, que consola, que anima, que acaricia el alma. Una voz joven para una pelea nueva, la de la consciencia y de la solidaridad.

14752412985_438e593f3d_b

14565765699_66e9ba5eee_b

Ibrahim Maalouf

J’ai écrit il y a presque un an sur Ibrahim. Pas grand-chose de plus à dire, si ce n’est que je le vois bien comme Ministre de la Culture en France. La musique de Maalouf, c’est peut-être le remède ou la solution à ce fameux débat sur « l’identité nationale » (j’ai le droit d’être naif et utopiste non?). Superbe mélange, encore une fois, entre le jazz, l’orient et l’occident, le rock, le funk… Merci, Ibrahim.

Hace casi un año, escribía una nota sobre Ibrahim Maalouf. No tengo mucho mas para decir, sino que estoy súper contento de haberlo visto de nuevo en vivo. En Francia, tenemos un problema con la integración de las distintas generaciones de inmigrantes, desde mis padres hasta yo, hijo de argelino. Creo que poner a alguien como Maalouf en el ministerio de cultura o delegado a los asuntos de « identidad nacional » (sí, tenemos una secretaria de esta cosa) solucionaría el problema. Sí, quiero ser ingenuo y utópico, conviviendo y mezclándonos como lo hace él con el jazz, la música de oriente, el rock, el funk… no habría ningún tipo de problema. Gracias, Ibrahim.

14546381217_a96eeeb6d4_b

14546191599_103bd88662_b

Sines c’était aussi Balkan Beat Box, Mélissa Laveaux, Jungle by Night, et plein d’autres ! Si vous voulez des photos, c’est par là : Photos Sines 2014.

En Sines, también pude ver a Balkan Beat Box, Mélissa Laveaux, o Jungle by Night! Para ver fotos, haga clic aquí: Fotos Sines 2014.

Bonus – Mohammad Reza Mortazavi